Los Elizalde realizan una fuerte inversión para fortalecer su proceso productivo en Anta

Su empresa, Anta del Dorado, produce granos que se exportan a casi todo el mundo, además de incursionar en la ganadería. No descartan completar la integración comercial vertical de la empresa.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Los Elizalde son una familia conocida en el mundo de la dirigencia del campo. Javier, el patriarca, ejerció hasta hace un par de años la presidencia de la Federsal. Su hijo Lucas preside hoy la Sociedad Rural Salteña. Ambos conforman, con otros cuatro hermanos, la conducción de Anta del Dorado, un emprendimiento agrícola ganadero que no para de crecer.

Ambos contaron a IN Salta que hace un par de meses -antes de la última trepada del dólar- salieron al mercado de capitales y se fondearon para encarar la modernización y automatización de las dos plantas de procesamiento de granos que tienen en Las Lajitas y Coronel Mollinedo, en el departamento Anta.

“Vamos a realizar una fuerte inversión en nuevas maquinarias para ser más eficientes y tener más capacidad de procesamiento”, explicó Lucas, quien detalló que “el mayor esfuerzo va a estar puestos en los equipos que nos permiten sumar calidad a nuestros productos. Hablamos de una mejor selección, mayor pureza y mejor presentación”.

La inversión apunta a consolidar un proyecto que busca convertir a Anta del Dorado en una empresa totalmente integrada, desde la producción en el campo hasta la comercialización, camino en el que han registrado enormes avances en los últimos años.

Anta del Dorado fue comprada en 1973 por Rodolfo Elizalde, padre de Javier y abuelo de Lucas, junto a otros dos socios. “En ese momento era una finca de 4.800 hectáreas llena de monte. Para activarla se consiguió un contrato para Altos Hornos Zapla, y la primera producción fue de carbón”, recordó Javier, quien se sumó al emprendimiento paterno en 1976.

A partir de entonces, y a fuerza de reinvertir ganancias, se logró alambrar todo el campo e incursionar simultáneamente en la agricultura –con maíz y poroto- y la ganadería. Con el tiempo llegó la soja, que desplazó al poroto y ayudó a consolidar el desarrollo de la infraestructura. Lucas se sumó en 2001 y le aportó una nueva mirada que contribuyó a consolidar la empresa.

Hoy la compañía sigue apostando a la agricultura y la ganadería, aunque con un perfil completamente diferente. En agricultura tiene en producción alrededor de 25.000 hectáreas en cuatro campos diferentes, donde obtiene unas 90.000 toneladas de soja, maíz, sésamo, chía y porotos de las variedades mungo, azuki, alubia (blancos), colorados, negros y cranberry.

En la planta de Las Lajitas procesan el sésamo y la chía; mientras que en la de Mollinedo realizan lo mismo con el poroto y la soja. Inclus antes de ser sometidas al proceso de modernización, ambas están certificadas con normas HACCP, de inocuidad alimentaria.

Toda su producción tiene destino en el exterior. El sésamo llega principalmente a México y Europa; la chía viaja a Europa y EEUU; el poroto mundo a Asia; el alubia a los países árabes y Europa; el poroto negro a Chile; y el cranberry a EEUU y Canadá. A partir de un acuerdo con Nidera, también son semilleros y venden semilla de soja principalmente a Bolivia.

En ganadería, destinan 8.000 hectáreas a desarrollar el ciclo productivo completo, con un stock de 5.000 cabezas. Pero además tienen la cabaña San Esteban, dedicada a desarrollar genética de la raza Brangus colorado. “El de la carne es un mercado que todavía estamos desarrollando”, admitió Lucas, quien expresó su deseo de que crezca el peso de la ganadería en la ecuación de la empresa.

Para los Elizalde, los roles en la empresa están claramente definidos: Javier es el presidente y Lucas el gerente general; mientras que sus hermanos Javier y Santiago manejan el área agrícola; Joaquín la ganadera; y Francisco es el encargado de la pata comercial.

Consultados sobre el futuro, padre e hijo no dudaron en señalar a la integración comercial vertical como el gran objetivo. “Hay grandes oportunidades en mercados como las harinas de legumbres o la venta minorista, y nosotros no descartamos ninguna. Lo que viene es tener más procesos industriales y avances en lo comercial”, opinó Javier. Su hijo Lucas asintió y agregó: “el otro desafío es ser una empresa cada vez más profesional”.

Nombre Comercial de la Empresa:
Anta del Dorado S.A.
¿Conforma parte de un grupo de empresas?
Año de Fundación:
1966 (La familia Elizalde la compró en 1973)
Generación que conduce la empresa
2 da y 3ra generación
Miembros de la familia que integran la dirección de la empresa
Javier Elizalde – Presidente
Lucas Elizalde – Gerente General
Javier Elizalde (h) – Director
Joaquín Elizalde – Director
Francisco Elizalde - Director
Santiago Elizalde - Director
¿Es una empresa BtoB - BtoC - Ambas?
BtoB
Rango de empleados directos:
150 empleados
Tipo de Pyme - Rango de facturación: ver tabla aquí
Mediana tramo 2
¿La empresa tiene sucursales o filiales? Propias o Franquiciadas/Tercerizadas
No
¿La empresa tiene un protocolo familiar que la rige y regula?
Si. El protocolo vigente está en revisión
De los proveedores:
¿Qué prepaga tiene el personal directivo o jerárquico?
OSDE
¿Qué compañía de comunicaciones brinda los servicios…
Celulares: Personal
Conectividad: Arnet y Fibertel
¿Con qué bancos opera la empresa? Según el grado de importancia
Galicia, Santander Rio, Macro, Nación (y otros)
Con qué ART trabajan
Federación Patronal
¿La empresa trabaja con alguna SGR?
Acindar, Garantizar, Aval Rural y Campo Aval
¿Realizan operaciones en Bolsa? Con qué sociedad
Si. Emitieron recientemente una ON simple

¿Sabías que… Anta del Dorado exporta sésamo a México, donde su principal cliente es la proveedora de McDonald´s? Esto quiere decir que las hamburguesas de la marca en ese país están regadas de sésamo producido en Salta.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: