La Municipalidad cierra el 2018 con autonomía financiera, equilibrio fiscal y un presupuesto 2019 récord en obras

El secretario de Hacienda municipal, Pablo Gauffin, destacó los logros económicos de la gestión del intendente Gustavo Sáenz, y sus planes para el año próximo.

Image description

En un año difícil para la economía, los números de la Municipalidad de Salta no se resintieron. Así lo aseguró en diálogo con IN Salta el secretario de Hacienda municipal Pablo Gauffin, quien aseguró que la comuna cierra el 2018 en equilibrio fiscal y habiendo logrado una importante autonomía financiera, ya que con la recaudación propia se pueden cubrir los gastos de personal y los servicios clave como la recolección de residuos.

Pero la tranquilidad de final del ciclo contrasta con las dificultades que surgieron a lo largo del año. Es que, al igual que todos los municipios salteños, el de la Capital recibió dos cimbronazos que dejaron sus arcas en jaque. Por un lado estuvo la decisión del Gobierno Nacional de eliminar el Fondo Nacional de la Soja. “Nosotros perdimos entre 160 y 170 millones de pesos con esa medida”, aseguró Gauffin. El otro recorte fue el del Fondo Compensador, equivalente al 1,5% de la recaudación provincial, que el Gobierno salteño dejó de coparticipar a las comunas. “Ahí perdimos otros 160 millones de pesos”, detalló.  

No conforme con ello, el Concejo Deliberante había autorizado a fines de 2017 una actualización de la Unidad Tributaria Municipal del 17%, a todo con la inflación proyectada por el Gobierno Nacional. “Cuando proyectamos el 2018, no imaginábamos los desequilibrios que se iban a producir tanto en términos de inflación como de incremento del dólar y reducción de los recursos”, admitió el funcionario.

Con ese contexto tan desfavorable, ¿cómo hicieron para terminar el año sin déficit fiscal?, consultó IN Salta a Gauffin. “Desde que iniciamos la gestión, en diciembre de 2015, nos pusimos como meta obtener la autonomía financiera. La idea era que los recursos propios la Municipalidad puedan cubrir sueldos y los principales servicios tercerizados (como la recolección de residuos). Y para ello actuamos en dos frentes: por un lado, aplicamos políticas de contención del gasto; y por el otro, buscamos ampliar la base de contribuyentes apuntando básicamente a los de mayor poder adquisitivo. Las gestiones anteriores tenían niveles de cobrabilidad muy bajos en la mayoría de los tributos municipales, y nos pusimos a trabajar en eso”, explicó.

Para el secretario de Hacienda, fue clave en ese contexto la creación de la Agencia de Recaudación Municipal (ARMSA). “Eso permitió elevar de manera muy significativa la cobranza de diferentes tributos, lo que permitió mantener un orden fiscal y un equilibrio delicado que se viene manteniendo, sin endeudamiento”, detalló. Y agregó que “a todo esto se le sumó la enorme gestión que realizó el intendente Gustavo Sáenz en Buenos Aires para obtener fondos destinados a obras públicas que no deben ser devueltos”.

Al hablar de ARMSA, Gauffin reconoció que “demandó una inversión inicial importante, permitió que los índices de cobrabilidad de los tributos pasaran de un 15% o 20% a un promedio por encima del 60%; y en algunos casos hasta del 85%”.

“Toda esta situación le está permitió al municipio haber logrado hace algunas semanas la aprobación de un Presupuesto 2019 muy ambicioso, que contempla que hasta el 43% de los recursos se destinen a Obras y Servicios Públicos. Además, hemos sido previsores y logramos constituir durante el año un fondo anticíclico que nos permitió superar las caídas de la actividad económica que impactaron fuerte en la recaudación municipal”.

El funcionario repasó con IN Salta varias de las medidas tomadas para hacer más eficiente el gasto en la Municipalidad. Mencionó por ejemplo la creación de un servicio de Administración Presupuestaria en cada una de las secretarías, que obliga a los funcionarios a planificar mejor el gasto. “Ahora todos los secretarios saben de cuánta plata disponen y ellos deben informar y planificar cómo gastarla. La planificación lleva a una organización del gasto, y esto genera ahorros. Esto es inédito a la Municipalidad”, aseguró Gauffin.

También contó que “para un mejor control, hemos creado la Unidad de Precios Testigo Municipal, que nos permite comprar de una manera más eficiente teniendo valores de referencia a la hora de adquirir insumos y servicios”. Además, se estableció un  cronograma de pagos, lo que permite a cada proveedor de cada rubro saber en qué fechas va a estar cobrando. “Todas estas medidas son las que nos han permitido a lo largo de este año mantener el equilibrio fiscal sin incrementar impuestos y con manteniendo un altísimo nivel de obras”, insistió Gauffin.

Respecto al 2019, el secretario de Hacienda contó que “tenemos un Presupuesto que ronda los 5.000 millones de pesos, con una adecuación de la unidad tributaria del 37%. Estimamos que vamos a tener un incremento global de nuestros recursos de un 20%. Y del total de fondos, el 20%, es decir unos 1.000 millones de pesos, se van a destinar pura y exclusivamente a obras”.

Consultado acerca de la continuidad de las obras que cuentan con financiamiento nacional, a partir del recorte de la obra pública que se aplicará desde Nación, el funcionario aseguró que “no va a haber impacto, porque lo que está presupuestado está comprometido con la Nación. Se trata básicamente de obras muy grandes, que son plurianuales, y muchas de ellas se van a terminar el año que viene. En algunos casos hubo que reformular convenios, pero los fondos para estas obras están garantizadas”.

En esa lista se encuentran trabajos como las represas en el predio del Ejército, la obra del Canal Tineo -que tiene un presupuesto de 100 millones de pesos- y la continuidad de los trabajos en el Área Centro; además de los que se realizan en los barrios Gauchito Gil, Bicentenario y Juanita; y la recuperación del Parque San Martín. “Son todas obras con impacto real en beneficio de los vecinos”, opinó.

Gauffin también destacó el trabajo que se viene realizando desde la Secretaría de Modernización en temas como Habilitaciones Comerciales. “En esa área se daba una situación insólita: Cuando alguien abría una empresa se inscribía en AFIP y en Rentas de la Provincia; pero en la Municipalidad no podía empezar a pagar porque antes tenía que estar habilitada. Y la propia Municipalidad demoraba años en otorgar la habilitación”, explicó con énfasis. “Nosotros lo que hicimos fue separar el alta comercial del alta fiscal. Pero además, ahora los pedidos de habilitación se tramitan de manera muy transparente y muy rápida, a través de la web”, agregó.

El funcionario consideró que los resultados económicos de la gestión que conduce Gustavo Sáenz son tan positivos que “este año la Municipalidad de Salta fue evaluada por Standard & Poor´s, y obtuvo la misma calificación de riesgo que el Gobierno de la Provincial; pero con una ventaja: nosotros no tenemos deuda. Esto significa que, si lo quisiéramos, en 15 días podríamos concretar una colocación de duda; aunque no tenemos previsto hacerlo”, indicó.

Finalmente, Gauffin anticipó que apenas termine el período de lluvias “vamos a tener una explosión de obras en la ciudad. Esa es la planificación que tenemos, porque queremos dejar la ciudad de la mejor manera hacia el final de mandato de Gustavo Sáenz. Nuestra intención es dejar la Municipalidad con equilibrio fiscal, autonomía financiera, las cuentas al día y reglas claras de funcionamiento”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: