Lic. Claudio Zuchovicki: "Este semestre no será tan difícil, ni tan malo. Estamos todos exagerando"

El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Salta invitó al Lic. Claudio Zuchovicki para que brinde una charla a sus matriculados, estudiantes, empresarios y comerciantes sobre “La economía que viene. Interpretando el leguaje de los mercados”.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Zuchovicki proviene del sector financiero. Es gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, director Ejecutivo de BYMA (Bolsas y Mercados Argentinos) y secretario General de la Federación Iberoamericana de Bolsas de Comercio. Tiene una gran facilidad para comentar los temas complejos son sencillez, ejemplos cotidianos y mucho humor. Es más, en algunos tramos de su exposición hizo recordar a los presentes, al desaparecido Tomás Bulat.

“En el mercado sólo negociamos dos palabras: confianza y expectativas y ambas se manifiestan a través de los precios. En economía termina pasando lo que la mayoría quiere que pase. Nunca importa la foto, importa la tendencia que se manifiesta. Los mercados se mueven por las expectativas previas que uno tenía”, señaló y amplió: “La confianza está determinada por el valor en el que uno busca refugio”. 

Para desarrollar el tema de la expectativa, en este ámbito, buscó un ejemplo muy actual: “¿Quién cree que este semestre será muy difícil para Argentina? Todos. Eso, en sí mismo, no es una mala noticia. Si todos esperamos que sea un mal segundo semestre será malo, pero quizás no tan malo, porque todos ya estábamos esperando que sea malo. Una mala noticia sería si no lo estábamos esperando. Si espero algo muy bueno, y vino sólo bueno, es una desilusión. Si espero algo malo y vino algo muy malo, es un alivio. Lo que importa en la economía es la sumatoria de cosas”. Y sobre este punto coyuntural, fue contundente: “Este semestre no será tan difícil, ni tan malo. Creo que viene un tiempo difícil, pero estamos todos exagerando” y planteó la posibilidad de que sea una estrategia de Cambiemos para arrancar un 2019 con sensación de haber cerrado un año "no tan malo". 

Más adelante, se adentró en el dólar, el resguardo de todo argentino muy conservador, con capacidad de ahorro. Los datos que presentó sirvieron para demostrar que esa moneda también se deprecia con el correr del tiempo. “Un dólar de 1870, son 5 centavos de dólar, hoy. En 1969, un cuarto de libra en McDonald's pesaba y costaba un cuarto de libra, hoy vale 5 dólares. En 1979 entrar a Disney salía 5 dólares, hoy cuesta 100. El dinero  siempre se deprecia”, explicó.

Luego hizo un repaso por los problemas que aquejan a distintos países del mundo, incluido el nuestro y confirmó con ejemplos que problemas de gobernabilidad se repiten en México, España, Brasil, Italia, EEUU, Paraguay o Chile. “Somos parte del mundo y el mundo perdió representatividad. En tiempos de redes sociales estamos sobreinformados y eso hace que sepamos lo que pasa en el mundo en tiempo real”, dijo y se preguntó ¿qué es lo distinto en Argentina? “la volatilidad”. Otro de los inconvenientes a los que se enfrenta la humanidad está relacionado con el pago a los jubilados. Las ecuaciones no cierran, en Europa, por ejemplo, la clase activa no alcanza para mantener a sus mayores. Aquí el diferencial en Argentina es que somos un país con muchos jóvenes.

En otro tramo de su charla, el profesional se refirió a los avances tecnológicos y la necesaria adaptación que nos demanda. “Comparar solo con el pasado no alcanza con el vértigo en el que cambia el mundo. El mundo hoy compra y vende historias. Se premia el flujo y no el patrimonio. Y eso explica fenómenos económicos como Facebook, spootify, Alibaba, Mercado Libre, Uber, Airbnb, Despegar, Instagram. O por ejemplo, Netflix, una plataforma que vende 12.000 millones de dólares anuales, mucho más que nuestra cosecha anual. “¿Si lo pensamos en estos términos, de verdad somos un país rico?”, se preguntó y agregó que a su criterio es una mentira pensar que la tecnología democratiza, “no… también concentra y en esas empresas sobran los ejemplos. ¿No va a haber más trabajo? La respuesta es sí, va a haber más trabajo, pero van a haber menos empleos. ¿Estamos preparados para los empleos que se van a necesitar mañana? Hay que estar atentos a las nuevas formas de consumir”.

Pasando a otro tema interesante, Claudio Zuchovicki analizó de acuerdo a los países más importantes cómo se hicieron millonarios, los millonarios del mundo. Y un dato revelador fue que el 93 % de los millonarios en Argentina, lo es por herencia. Esto conlleva que no haya movilidad social”.

Para el profesional, los argentinos “somos raros, no tenemos problemas tan serios, la complicamos nosotros”. 

Sobre el final, se refirió a nuestros temas coyunturales. “La tasa de interés, el dólar, la inflación, son los dolores. El problema -la enfermedad- es gastar más de lo que ingresa. Endeudarse no resuelve el  problema, te hace ganar tiempo. Mientras tanto, o subo ingresos o bajo gastos. Y cómo financiamos revelará la crisis que vamos a tener. Hay tres maneras de corregir inflación, hay que anclar una de las variables que la forman (tipo de cambio, tarifas, salarios). Se controla el precio o la cantidad. Nunca el mercado te deja libre. Solo queda anclar salarios, la manera más suave y que más pasa desapercibida es licuando la moneda. Y eso es lo que se está haciendo”.

El cierre fue con otro dato impactante. Argentina, como país, está endeudada. Sus ciudadanos, no. “Y eso es sano para la economía”. Según la Reserva Federal de EEUU, en el país hay 62.000 millones de dólares. “Esto significa que per capita, somos uno de los países con mayor cantidad de ahorro. Aquí el dato no es bueno. Esto significa miedo y no inversión”, indicó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: