El periodista Willy Kohan pasó por Salta y dejó más interrogantes que certezas

El periodista especializado en Economía repasó la coyuntura ante unos 200 empresarios, en una jornada organizada por OMINT y Banco Comafi, que se realizó el jueves en el Hotel Alejandro I.

Image description
Image description

Muchos salteños acostumbran escucharlo por radio Mitre, otros lo leen en el Cronista Comercial. Pero el periodista especializado en Economía y Finanzas, Willy Kohan, se ha ganado un importante prestigio por la seriedad y sobriedad de sus análisis y su capacidad para explicar “sencillo” el complejo devenir de la economía argentina. El pasado jueves, invitado por OMINT y Banco Comafi, Kohan estuvo en el Hotel Alejandro I exponiendo ante unos 200 hombres de negocios salteños su mirada acerca de la coyuntura económica y las perspectivas para lo que resta del año y el 2019.

Su exposición, clara y directa, dejó más dudas que certezas. Y es que la política y la economía nacional caminan por el sendero de la incertidumbre. Kohan planteó de partida que, para iniciar el camino de la recuperación, la economía argentina precisa atraer inversiones, y advirtió que para que ello ocurra deben darse una serie de factores: Fortalecimiento político del Gobierno, estabilidad cambiaria, descenso de las tasas de interés, previsibilidad para 2019 y un escenario internacional más benigno con la Argentina.

Sin embargo, al repasar cada uno de esos puntos, fue quedando claro que nada apunta en ese sentido. Advirtió que el presidente Macri viene debilitado no sólo por la crisis económica, sino también por los conflictos políticos que enfrenta tanto dentro como fuera de la coalición Cambiemos. Respecto del escenario cambiario, planteó las dudas de la mayoría de los economistas respecto de los beneficios de las políticas implementadas por el Banco Central. Concretamente, habló de las Leliq, y el riesgo de que, como pasó con las Lebac, terminen convertidas en una incontrolable bola de nieve.

Se explayó largamente además, y en un tono muy crítico, a la presión impositiva y el peso del Estado en la economía, que termina siendo un factor clave para disuadir a los potenciales inversores.

Kohan dedicó un capítulo importante de su exposición a hablar de la recesión. Aunque terminó avalando la postura de algunos economistas, como Carlos Melconian, que aventura una recesión larga, que duraría al menos cuatro trimestres. “En definitiva, hay que pensar que el año próximo vamos a estar votando presidente aún en un contexto recesivo”, aunque advirtió que podría haber pequeños repuntes a partir de la cosecha de soja.

Luego realizó un extenso análisis sobre el escenario político para 2019, y advirtió que más allá de que el presidente Macri ya lanzó su candidatura a la reelección, hoy no está garantizado que vaya a ser reelecto. En ese contexto, relativizó las posibilidades del peronismo no kirchnerista básicamente debido a la falta de consensos entre sus dirigentes. Y opinó que la elección del año próximo se definirá en un nuevo round entre macrismo y kirchnerismo.

Sobre el escenario internacional, planteó un horizonte negativo, con una continuidad del aumento de las tasas de interés en los EEUU, el precio de los comodities en baja debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y un escenario de incertidumbre en Brasil más allá del triunfo de Bolsonaro. Sobre este último punto, indicó que si Brasil se recupera, su impacto sobre la Argentina será positivo.

Finalmente Kohan respondió las preguntas de los presentes, donde dejó claro su convicción de que no es un buen momento para la producción, que deberá esperar más allá de 2019 para encontrar un escenario que revierta la mirada negativa del presente.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: