En Salta, el economista Javier Milei reunió a una multitud para exponer sus ideas económicas

Brindó una conferencia que contó con cerca de 600 asistentes, en su mayoría jóvenes. Habló en contra del intervencionismo estatal y a favor de la libertad.

Image description

El economista libertario Javier Milei expuso ayer en Salta ante un auditorio de más de 600 personas, en su mayoría jóvenes, sus ideas económicas. El eje central de la charla fueron las Claves para interpretar Argentina partiendo de la base de la corriente de Adam Smith desde donde sostiene que la  posición económica considera que el intervencionismo estatal y el aumento del tamaño del estado constituyen una carga muy pesada que dificulta el desarrollo de las sociedades, entre otros puntos no menores pero que marcaron el inicio y el eje del tema para interpretar la Argentina de hoy.

Para Milei la sociedad intervencionista que tiene un origen filosófico en el socialismo no ayuda al crecimiento y la incorporación de Karl Marx que considera que la actividad privada necesita la regulación del estado y el estado va a proteger a los más desposeídos no es bueno dejando como ejemplo el  informe presentado por el  Banco Mundial, que indicó que en los países más desarrollados las personas que menos ganan tienen un ingreso seis o siete veces superior en relación a las personas que menos ganan en los sistemas socialistas.

El economista considera que el capitalismo es más efectivo porque premia y sostiene como una gran bondad a la competencia, siendo el capitalista un benefactor porque posibilita a la gente a acceder a bienes y servicios en las mejores condiciones en precio y calidad. Para esto no tiene que haber  monopolios artificiales, lo que iría claramente en  contra con lo que pasa en los países socialistas, donde normalmente la gente vive del estado llevando a que los seres humanos se sientan tentado a esforzarse muy poco porque el estado debe proveerlos de todo.

"Mientras que en  el capitalismo se progresa, el socialismo busca nivelar para abajo", sostuvo e indicó que los hechos han demostrado como varios países socialistas no pudieron al día de hoy progresar. Lo que dejó en claro es que el empresario capitalista le hace bien a la sociedad porque le arrima bienes y servicios baratos y de calidad a la sociedad y el nivel de desarrollo en el control de distribución de la riqueza se expande más y permite  achicar la brecha entre ricos y pobres, tal como sucede en los países Capitalistas marcando una concreta diferencia con los países socialistas. 

Cabe mencionar que el economista fue invitado por el diputado Alfredo Olmedo.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: