Preocupación de las PYMES salteñas: crisis y escenario incierto

Aumentos en los costos, caída en las ventas, suba de impuestos y la imposibilidad de financiar insumos y deudas tiene ahogadas a las Pymes que se debaten entre resistir o bajar persianas.

Image description

Un coctel mortífero tiene a las pequeñas y medianas empresas salteñas en agonía. Las políticas económicas del gobierno nacional que se sienten en todos los sectores hacen particular mella en este sector de la economía. El presidente de la Cámara Pyme de Salta, Nahuel Hyon, analizó en diálogo con Haciendo Negocios (FM Profesional 89.9) que “la política monetaria equivocada ha dado el primer síntoma -que esperemos que no sea de una enfermedad terminal- que es la devaluación”. Esto perjudicó especialmente a las pymes que ya reciben de los proveedores listas actualizadas al precio del dólar.

“Nosotros somos los que damos la cara al consumidor, ante quien tratamos de disminuir los precios. El impacto va a generar una reacción en la demanda, va a caer la actividad y eso nos va a perjudicar a todos”, comentó el empresario; que también advirtió que si esta situación se extiende en el tiempo “nos va a complicar porque ya estamos trabajando con números complicados y estamos en el umbral entre la pérdida y salir hechos. A las Pymes nos afecta mucho porque no tenemos el respaldo financiero de un gran grupo económico”, observó.

Hyon citó el caso particular del sector panadería, que atraviesa una situación extrema ante la dificultad de conseguir los insumos “y todos los días hay que levantar  las persianas porque hay que pagar a los empleados y las tarifas”, alertó.

En este sentido, apuntó que “venimos viendo una política monetaria equivocada que premia el capital especulativo antes que el capital productivo, con vencimientos que complicaban mucho la situación del dólar que no eran genuinos, sino que pertenecían a inversores extranjeros que los podían llevar en cualquier momento. Todo eso es lo que propicia la devaluación del peso. En la situación actual pueden influir factores externos, pero la fragilidad con la que enfrentamos la situación es la que genera el clima de incertidumbre que nos inhibe de continuar con la actividad”.

Sin receta

Las respuestas son urgentes, pero en el horizonte no se vislumbra un plan que lleve tranquilidad al sector productivo. La prioridad hoy es subsistir. “No tenemos la receta para solucionarlo, vamos actuando sobre la marcha y vamos generando una reacción que nos permita seguir manteniéndonos. Tiene que haber una modificación de la política económica, porque su base es muy dañina para el sector productivo”, detalló Hyon.

“Hoy la prioridad pública pasa por otro lado. Nos sentimos ajenos a la toma de decisiones. Hay oídos sordos o hay una especie de resignación. Aún podemos revertir situaciones y esto parte de la racionalidad de los que toman las decisiones. Hay que buscar alternativas sobre el tema tarifario, impuestos, el impulso del mercado interno. Si no hacemos algo ahora, las condiciones para recuperarnos van a ser más difíciles de alcanzar”, concluyó. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: