La venta de autos en noviembre en Salta fue la peor en años: cayó 51% respecto al mismo mes de 2017

El derrumbe del sector es preocupante. En los últimos meses hubo decenas de despidos en las concesionarias; y algunas están muy preocupadas por el escenario que se presenta para este mes.

Image description

Los números son tan contundentes como dramáticos. La venta de autos cero kilómetro en Salta se derrumbó en noviembre a niveles que no se registraban hace décadas, al punto de comprometer la viabilidad de algunas concesionarias y agencias. De acuerdo a las estadísticas oficiales que brinda ACARA (Asociación de Concesionarias de Autos de la República Argentina), el mes pasado se vendieron en la Provincia un 51% menos autos que en el mismo mes de 2017.

El registro indica que entre todas las marcas de plaza se comercializaron sólo 983 unidades, cuando en noviembre del año pasado se habían vendido un total de 2.004 autos y camionetas. El desplome fue también en comparación con octubre, que ya había sido un mes muy malo. En el décimo mes del año se habían vendido en Salta 1.263 vehículos. La caída de un mes al siguiente fue del 22,2%.

La situación en Salta es peor que la del sector automotriz a nivel nacional. En el promedio nacional, las ventas cayeron un 45,9% el mes pasado respecto a noviembre de 2017. Y en el total anual las ventas se ubicaron un 9,2% por debajo de los primeros 11 meses de 2017, gracias a que los primeros cuatro meses del año habían sido espectaculares, con récords de venta que hacían presumir que se iba a alcanzar, por primera vez, el millón de autos vendidos. Hoy muchos en el mercado creen que en el consolidado del año no se llegará a las 800.000 unidades.

El desplome de las ventas, que los empresarios de sector justifican en la caída del poder adquisitivo pero sobre todo en las altísimas tasas de interés, está poniendo en jaque a las empresas locales. En los últimos dos meses todas las concesionarias y agencias despidieron trabajadores, mayormente vinculados a la venta de planes de ahorro. Y algunas de ellas incluso creen que si el escenario no se modifica en el corto plazo, la sangría podría continuar con otras áreas. Donde por ahora no se realizaron recortes es en los talleres, que a pesar de haber reducido el volumen de atención, mantienen un nivel de demanda importante.

De cara a este último mes del año, fuentes del sector anticiparon que habrá una enorme cantidad de ofertas y oportunidades, ya que las concesionarias están excedidas de stock y necesitarán hacerse de efectivo para cumplir con compromisos como el pago del aguinaldo y el bono de 5.000 pesos que a muchas empresas sólo les sumó complicaciones.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: