Virginia Storni, presidenta de PYMEs en Acción: “La situación es insostenible, no nos callamos más”

Sienten que no los escuchan, los números no cierran y la posibilidad de bajar persianas es real. La joven dirigente no disimuló la bronca que le genera la indiferencia del Gobierno ante la realidad  del sector.

Image description

Omar Exeni renunció a su cargo al frente de la Cámara PYMEs en Acción de Salta para dar un paso hacia la política. En su reemplazo, asumió Virginia Storni, titular de Las 5 Marías, quien en diálogo con Valor Agregado (Cadena Máxima 106.7 Mz) expresó la angustia que le genera la situación que atraviesa el sector. “Uno de los desafíos más grandes que me encuentro al asumir es representar al sector y brindar las herramientas que podamos seguir, que se den las condiciones  para que el sector privado pueda trabajar”, señaló.

“La rentabilidad cayó mucho, las ventas cayeron, los impuestos nos están matando y los servicios públicos también. No sentimos que nos acompañen ni nos representen de ninguna manera. La idea es lograr que uno pueda tener un negocio porque hoy eso no te sirve. Hoy todo el esfuerzo es para  sostenerlo”, agregó.

La dirigente condenó duramente que desde el Gobierno se hayan “olvidado del sector que se mantuvo callado durante mucho tiempo. La idea es no callarnos más, porque sinceramente es insostenible la situación”, reclamó.

“Fuimos al interior y, si bien cada lugar tiene su particularidad, en general no dan los números y nosotros generamos el 70% de los puestos de trabajo. Es un sector que se olvidó y no se puede olvidar, porque es una parte fundamental de la economía de país. La gente que tiene un cargo público está para generar las condiciones para que uno pueda trabajar y no es algo que hoy estén atendiendo”, denunció.

Sin embargo, Storni destacó que luego de una reunión con el intendente capitalino, lograron  beneficios por las habilitaciones comerciales y que esperan tener la misma consideración por parte de Rentas y AFIP; en especial en lo referido a las contribuciones sociales. “Hoy mantener un empleado es muy difícil. Las empresas no pueden aumentar los sueldos porque no tienen margen de rentabilidad”, alertó; y detalló que si bien en el caso particular de su empresa no hubo despidos por reestructuración,  sí los hubo en el sector ya que el costo más alto hoy es el empleado, que con un sueldo promedio de 20 mil pesos debe hacer aportes por 10 mil pesos.

“La  gente está achicándose para subsistir. Nosotros logramos mantener las ventas para sostener la estructura.   En el sector panadería no bajó tanto la venta, pero sí en el consumo. El cliente que te llevaba una torta por semana, ahora lleva budín o masas que son más baratas. Pero lo grave es que nos suben los costos de la materia prima, la bolsa de harina de 50 kilos de comprarla a 300 pesos hoy sale 1.110 pesos; y no podemos trasladar esa suba al producto final porque no podemos olvidarnos que del otro lado los sueldos tampoco alcanzan”, reflexionó.

Concluyó pidiendo más consideración por parte del Gobierno, que sus voces sean escuchadas y que se brinden las condiciones para que el sector pueda sortear la crisis actual.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: