?

A través de su propuesta Replicasa, Proyecto Norte te evita el desgaste emocional y la incertidumbre que implica una construcción

Con propuestas de calidad, sustentables y con certezas en costos y tiempo de entrega, Proyecto Norte desarrolla proyectos innovadores, muchos de los cuales se concentran hoy en San Lorenzo Chico. Desde la empresa, Jonás Beccar Varela espera que Salta siga conquistando a quienes buscan una mejor calidad de vida en contacto con la naturaleza.

Image description
Image description
Image description

En diálogo exclusivo con Jonás Beccar Varela, socio y Director de Comunicación de Proyecto Norte, compartimos su visión por el desarrollo inmobiliario integral, su especial mirada sobre la arquitectura y la sustentabilidad y la importancia de que cada proyecto mejore la calidad de vida de todo lo que lo rodea. “Nuestro diferencial consiste en la innovación permanente, con una mirada integral de desarrollo sobre las zonas en las que intervenimos. Llevamos adelante hasta ahora cuatro edificios con terrazas verdes, impusimos los amenities de calidad, fuimos pioneros en la separación de residuos en nuestros proyectos y buscamos siempre que nuestra obra mejore la calidad de vida de quienes nos rodean”, indicó.


A través de la propuesta Replicasa, desde la empresa brindan respuestas prácticas, rápidas y por supuesto con costos competitivos y previsibles para cumplir el sueño de la casa propia en 6 meses. Además, con muchos de sus proyectos hoy concentrados en San Lorenzo Chico, se busca preservar a los vecinos que ya habitan en la zona y a quienes comienzan una construcción, ya sea una vivienda o bien una nueva oportunidad de negocio, evitando el desgaste que implica una obra.

“Estamos en un mercado dinámico. Hoy estamos con diferentes propuestas en San Lorenzo Chico, terminando un centro de servicios para sumar algunas actividades como un banco o un centro de salud. También iniciaremos las obras de Casas del Bosque, el primer housing de Salta; y el Office Park II, la extensión del primer edificio de oficinas y logística suburbano, algo novedoso y superador para empresas que buscan espacios de trabajo de excelencia. Igualmente tenemos los ojos puestos en otras zonas también”, anticipó Beccar Varela.

Con sus oficinas hoy en San Lorenzo Chico ¿cuál es su visión sobre el desarrollo de la zona?

Si bien no fuimos los primeros, somos un actor clave para la consolidación de la zona. Hoy es un distrito con numerosos servicios que, además de facilitarle la vida al vecino, evitan innecesarias congestiones en el centro y las arterias que llevan hacia la ciudad. Es clave el hecho de que hay numerosas propuestas de vivienda, desde lotes, hasta condominios, departamentos y housings. También oficinas, centros comerciales o de servicios, colegios, espacios deportivos, una delegación municipal, etc. Tener a mano todos estos servicios es un aporte a la sustentabilidad, ya que evita traslados innecesarios a la ciudad. Es como imaginamos nosotros el desarrollo de un suburbio.

¿Que sería un housing?

Housing es un desarrollo de casas, cada una con su lote y jardín, pero todas iguales y que se construyen al mismo tiempo. Eso permite una mayor prolijidad, eficiencia en los esfuerzos de construcción, costos, servicios, y se molesta menos a los vecinos que si se construye casa por casa.


¿Qué buscan actualmente los clientes en cuanto a arquitectura?

Demandan más practicidad, rapidez, y por supuesto, costos competitivos y previsibilidad. En los últimos años han aparecido nuevos sistemas constructivos, que hacen más cortos los tiempos. Además creemos que se ha terminado aquel prejuicio respecto de tener una casa igual a otra existente. Hasta hace no poco tiempo, el cliente buscaba en un arquitecto alguien que pudiera hacerle una casa totalmente a su medida, única, que fuera irrepetible. Eso en otros países se considera un lujo.

Hoy brindamos para el segmento medio y alto soluciones de viviendas estandarizadas, como Replicasa. El sistema promete entregar la casa lista para usar en menos de 6 meses. Se evita el pago del proyecto, ya que no es propio del cliente y un sinnúmero de decisiones complejas. Esto permite mejorar los tiempos, tener costos más eficientes y especialmente, evitar el desgaste emocional y la incertidumbre que implica una obra.

¿Pero cómo se siente el propietario ante esto? ¿No se pierde identidad?

Para que cada uno tenga lo que necesita hay numerosos modelos de Replicasa, desde 1 a 3 dormitorios, en 1 y 2 plantas, para diferentes tamaños de lotes, con varios opcionales que uno puede agregar y en múltiples estilos. No es un modelo único, son varios modelos pero estandarizados, es decir que el cliente no puede hacer cambios sobre el proyecto una vez elegido el modelo.

Replicasa es un producto que desarrollamos nosotros hace un par de años, del que ya hemos construido una veintena de casas, es una tendencia que llegó para quedarse. Se trata de una casa estandarizada que se construye en 6 meses en el lote del cliente. El precio y la forma de pago se fijan con anterioridad, de modo que al momento de cerrar la operación el cliente ya sabe qué día se muda y cuánto le va a costar la casa. Información que cuando se trata de una obra tradicional no se tiene con precisión.

¿Qué implica un desarrollo sustentable?

Cuando hablamos de sustentabilidad tenemos que ver la imagen grande, el todo, no solo la obra. Un ejemplo que aprendí y que lo grafica bien es el de los envases tetrabrick. Si uno mira solo el envase, la cantidad de material, plástico, cartón y aluminio que utiliza uno, es mucho más costoso y menos sustentable que un sachet, por ejemplo. Pero si uno mira en el ahorro en cadena de frío desde el momento del envasado hasta que llega al consumidor, tanto en transporte, como en depósito, góndolas y en el propio hogar, la cantidad de energía que se ahorra por utilizar ese tipo de envases es enorme y se produce un menor impacto en el calentamiento global.

En construcción es lo mismo: una vivienda sustentable podría ser más costosa, más gruesa (doble vidrio, por ejemplo) que una vivienda tradicional, pero el ahorro energético la convierte en más sustentable. Y yendo un nivel más arriba, cuando el sistema constructivo emplea materiales locales, mano de obra local, materiales más livianos, requiere de menos energía fósil en todo sentido, es más sustentable. Lo mismo con el agua y otros recursos. Nuestro edificio Espacio 20, fue el primero con terraza verde y está a semanas de lograr la certificación internacional de sustentabilidad LEED.

En un contexto de pandemia, ¿cuáles son las expectativas a futuro?

Lamentablemente no estamos por fuera de la situación en la que está gran parte de nuestro país y del mundo en relación a la pandemia. Hay una gran incertidumbre sobre el futuro y el mercado de alguna forma lo está reflejando. Debemos ser creativos, transmitir confianza y cumplir con nuestras promesas a los clientes, como venimos haciendo.


¿Qué pasa con los ahorros de las personas?

En el caso de la construcción y en Argentina en particular, los inmuebles siguen siendo un refugio para los ahorros y por eso mantenemos cierto optimismo. Otro aspecto que de alguna manera nos favorece, no sólo a Proyecto Norte, sino a los desarrolladores de Salta en general, es la mejor calidad de vida que hay aquí en relación a la ciudad de Buenos Aires en particular. Hay muchas personas y familias que miran al interior como un lugar apetecible donde lograr una mejor calidad de vida, con más acceso a la naturaleza, terrenos más amplios, etc.

Eso creo que va a potenciarse en los años que vendrán, dado que también se ha superado esa necesidad de muchos trabajadores de estar físicamente en una oficina o en una ciudad determinada. Hoy cada vez más personas y empresas han descubierto el teletrabajo y se han dado cuenta de que pueden vivir alejados de las grandes ciudades conservando sus fuentes de empleo y sus actividades. Salta tiene mucho para ofrecer en materia de clima, paisajes, calidad de vida y propuestas inmobiliarias de calidad.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: