Los Maestro y una distribuidora en franca expansión 

Más de 150 proveedores y una cartera de 900 clientes de ocho provincias confían plenamente en los productos y servicios prestados por Distribuidora Maestro SRL, empresa mayorista de herramientas manuales y eléctricas para ferreterías y corralón, pinturería, electricidad, herrajes y bulonería.

Image description
Image description
Image description
Image description

En 1993, Héctor Horacio Maestro abrió su primera ferretería en un local ubicado en la calle San Martín 2091, donde actualmente continúa activa una sucursal pequeña de la empresa en la que se venden productos al por menor y es supervisada por la esposa de Héctor, María Eugenia Lindow.


Luego de 7 años de ejercicio en el rubro, Héctor Maestro amplió su horizonte y comenzó a comercializar artículos de ferretería, materiales de corralón y llaves vírgenes para cerrajería al por mayor en Salta y en Jujuy. 

Para lograrlo, construyó un galpón en el fondo de su casa en la calle San Juan en el que almacenaba la mercadería para su posterior distribución. Además, el lugar contaba con oficinas y otras dependencias dedicadas a la supervisión, facturación y cobros.

De a poco, Distribuidora Maestro comenzó a sonar fuerte en los negocios minoristas que compraban para vender productos del rubro de ferretería, corralón, herrajes, electricidad, bulonería  y pinturas. 

Crecimiento y expansión en el norte

En el año 2000, Martín, el hijo mayor de Héctor Maestro, comenzó a participar más en la empresa, sobre todo en la venta de llaves para cerrajería, mientras terminaba la secundaria. Al poco tiempo, comenzó a estudiar Licenciatura en Comercialización en la UCASAL por lo que trabajaba medio tiempo en el negocio familiar. 

“Cuando era adolescente y me ocupaba de vender las llaves de cerrajería en el negocio, iba a ver cliente por cliente en colectivo, después en bicicleta, en motito y en el auto que mi mamá me prestaba cuando ya tenía permiso especial. Fueron años de mucho aprendizaje en la práctica, que después profesionalicé en la universidad, dijo Martín Maestro en una entrevista con IN Salta.

Con los años, el galpón de la calle San Juan, les quedó chico. Por eso, en 2005 los Maestro invirtieron en la construcción de un local en San Luis 1460 con depósitos de mercaderías y oficinas comerciales. La obra estuvo lista en 2009 por lo que la base operativa de la empresa se trasladó allí, permitiendo mayor distribución del producto y un giro comercial competitivo que se vio potenciado por la adquisición de rodados, aliados fundamentales en la extensión del mercado mayorista del negocio a jurisdicciones como Catamarca, La Rioja, Tucumán, Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

En ese momento de crecimiento y expansión, el hijo menor de Héctor, Gonzalo, se sumó al equipo de trabajo y pasó a formar parte de la gerencia general de la empresa. 

“Mi papá siempre nos dio el lugar para tomar decisiones. Creemos tanto en lo que hacemos y lo hicimos tan a gusto durante todos estos años, que hoy contamos con una flota de camiones que llegan a lugares donde no llegan otras distribuidoras y eso nos permite consolidarnos como líderes en el norte. Tenemos más de 150 proveedores y una cartera de más de 900 clientes distribuidos en 8 provincias. Crecimos gracias al trabajo en equipo con todos nuestros colaboradores, administrativos, vendedores, viajantes, equipo de logística, del depósito y más”, explicó Martín y agregó que “esto nunca hubiera sido posible sin la gran colaboración de todos ellos”.

Un futuro prometedor 

En mayo de 2015, la familia inició nuevamente obras en un terreno ubicado en 12 de Octubre y Pedernera, donde actualmente opera Distribuidora Maestro S.R.L. El inmueble consta de 3.900 metros de construcción, repartido entre oficinas administrativas y tinglados como depósitos. Además, para acompañar el crecimiento operativo, se adquirieron dos camiones más que se sumaron a la flota de rodados ya existente.

Después de este último traslado, los Maestro se aventuraron en la compra de un terreno en el Parque Industrial de Güemes, donde se construyó un galpón de 4.550 metros en el que se habilitará una fábrica metalúrgica de carretillas, hormigoneras, estructuras metálicas y carrocerías de camiones.


Tanto las inversiones como las compras de máquinas necesarias para la producción se fueron realizando en 2017, 2018 y 2019, dejando la obra lista para iniciar su funcionamiento en el 2020, con nuevo personal y con el claro objetivo de expandir la comercialización de productos al mercado externo, sobre todo a Bolivia, Paraguay y Brasil.

Para finalizar, Martín sorprendió con una definición: "Muchos clientes y amigos nos llaman la Distribuidora de la Alegría". Lo dice y la sonrisa es enorme, no le cabe en el cuerpo, vuelve a ser el adolescente de los inicios. "Nosotros y todo nuestro personal trabaja para los clientes con alegría, el clima cotidiano es agradable y siempre nos dicen que en la empresa se respira un aire de felicidad", cerró Martín disfrutando de los logros conseguidos y soñando con un futuro venturoso, basado en estos valores compartidos con el equipo, los clientes y su familia.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: