Florencia Torres: una emprendedora de la resiliencia, con flores en la cabeza 

Joven, inquieta y con su sonrisa como bandera, así es nuestra emprendedora de hoy. Siempre amable, siempre dispuesta a dar una mano, como todas aquellas personas que libran una gran batalla y se arman de empatía.

Image description
Image description
Image description

Florencia Torres es una joven emprendedora con una gran historia de vida. A los 25 años le detectaron cáncer de mamas y su camino emprendedor es hoy faro de esperanza para quienes luchan contra la enfermedad. 


Al ser diagnosticada, lo primero que hizo fue salvar su cabellera en una peluca personalizada, previendo los devastadores efectos de la terapia que necesita.

Pero eso no fue suficiente. Los turbantes, vinchas y pañuelos que para muchos son sinónimo de la enfermedad, para ella fueron más que eso, una elección personal.

“Empezaron a formar parte de mi look diario, me encantaba esta parte de elegir la tela, los diseños, confeccionarlos. Algo que debía ser negativo fue en realidad una parte lúdica de este proceso”, nos confió.

Fue ella, fue su historia la que resignificó esa prenda, y sus amigas y clientas orbitaron en esa energía que emana de su poderosa resiliencia.

“Me empezaron a preguntar cómo los hacía, de dónde conseguía la tela, quién los confeccionaba, y para mi sorpresa no fueron las pacientes oncológicas las más interesadas, sino personas sin la enfermedad. Fue un gran aprendizaje que me ayudo a desprejuiciarme”, reconoció. Literalmente fue reconstruirse desde la cabeza.

Con la pandemia, las telas que elegía hace ya un año, empezaron a demorar en llegar y por eso recurrió a House of Cholas, otro emprendimiento. 

Sanar con tu historia

La historia de Florencia no es la historia de su enfermedad. No la niega, aunque la shockeó la noticia, incluso cuando su mamá también la sufrió. 

“Me preguntan muchos cómo es tener cáncer a los 25 años y yo les respondo que es igual a tener cáncer a los 60 o 70. Te cambia la vida, te redirecciona todos los planes que tenías, te obliga a reconfigurar tus prioridades”, nos contó. 

“Yo tenía otros planes y esto me desafió a rehacerme, pero así lo tomo, así lo vivo y no como una tragedia. No soy ´Ay pobre Florencia´. Sé que me enfrento a una enfermedad que afecta a muchos, pero cuyo nombre tiene más de prejuicio que de otra cosa, pero que hoy ya no es una sentencia de muerte como antes.”, analizó.

Su historia hoy recorre canales, y acompaña a emprendedoras en el mismo camino. En este mes tan particular la invitaron a dar su testimonio y ella siempre dijo sí pues su compromiso es con quienes libran esta batalla.

Su emprendimiento crece con ese mensaje y para su futuro espera lanzar su propia línea de turbantes, vinchas y pañuelos, siempre con flores en la cabeza y en el corazón. 


TURBANTES | VINCHAS & PAÑUELOS. Accesorios para la cabeza. Envíos a todo el país ????????

En Instagram: @floresinmyhead

blog.houseofcholas.com/blog/florencia 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios:

Carolina Brianti
20/10/2020 - 14:10

Qué hermoso testimonio de vida!!! Resiliencia 100%