Una buena líder sabe lo valioso de fomentar siempre el crecimiento personal de cada integrante de su equipo

Gabriela Recagno Browning es antropóloga, emprendedora y desde hace 10 años es directora del Museo Antropológico de Alta Montaña de Salta. Con sus objetivos muy claros y un equipo de trabajo que acompaña, logró posicionar a la institución como uno de los mejores museos del mundo. En una nueva faceta de su vida, en contexto de pandemia, lanzó su propio proyecto “Flores Magas”.
 

Image description

Luego de recibirse de licenciada en antropología en la Universidad de Rosario de Santa Fe y especializarse en arqueología, Gabriela Recagno Browning llegó a Salta en el 2005. Ese año se sumó al equipo de investigación del Museo Antropológico de Alta Montaña de Salta (MAAM), donde  actualmente ocupa el cargo de directora general. “Mi objetivo es muy claro, hacer crecer al museo que hoy es el número uno del país. Esto fue posible a través de un gran equipo”.
 


Por otro lado, en un año en el que muchas cosas se modificaron por la pandemia, decidió emprender un nuevo camino y realizó la carrera de terapeuta floral, “comencé a investigar sobre hierbas ancestrales, medicinales y decidí formarme. Creo que tiene que ver con el propósito de mi vida, tener una misión que se vincula con la tarea que ya realizo en el Museo. Es fundamental el respeto por el patrimonio, la diversidad cultural, la naturaleza y los pueblos nativos. Esto también puedo transmitir desde las flores y estas terapias naturales que tanto ayudan”

¿Cómo fueron los inicios del MAAM?
El museo en sus inicios fue muy polémico, pero logró trascender y transmitir un mensaje muy importante para la sociedad. Eso lo vemos hoy en los comentarios de los libros de visita, en lo que nos dice la gente, el MAAM ha cobrado mucha importancia como institución cultural. Es un desafío manejar una institución que cuenta con un patrimonio único en el mundo. Hay que cuidarlo y para esto se ha diseñado una cápsula de crio-preservación aquí en Argentina que está destinada a la preservación y conservación de los tres niños del Llullaillaco. Esta tecnología es monitoreada permanentemente para garantizar su función.
 


En este contexto, la especialización del equipo humano es muy importante…
Sí, el MAAM ha sido muy importante en mi vida, aprendí y crecí junto a un equipo excelente de 20 personas, profesionales, historiadores, antropólogos, administrativos y quienes trabajan en patrimonio inmaterial. Lo que más promoví es la permanente capacitación de cada integrante del equipo. Creo que esto potenció a la institución, gracias a cada miembro del equipo.

¿Cómo surge Flores Magas?
En contexto de pandemia, se trata de una empresa de servicios de terapias florales, trabajo con flores de Bach. Flores Magas tiene como fin promover ese regreso a lo natural, este mensaje coincide con mi trabajo en el MAAM. El respeto por la naturaleza, lo ancestral, esto me permite colaborar con las personas para alcanzar su equilibrio personal y su bienestar "live well”, vivir mejor. La pandemia nos señaló el camino, debemos aprender y seguir por ese lado.
 


¿Cuál es el valor de lo cultural?
La cultura en Salta es absolutamente vital, es el germen de todo, si bien hay hermosos paisajes y contamos con gente sumamente cálida que hace a la importancia del turismo, la raíz de todo viene desde lo cultural. El patrimonio arqueológico, histórico, es lo que nos hace únicos y nos hace muy ricos para construir turismo. Creo que siempre es necesario invertir en cultura porque eso hace a nuestra propia identidad y nos fortalece. También nos posibilita ser productivos en términos del turismo que es vital para Salta. Hay que tomar la virtualidad como una oportunidad, que nos permitió relacionarnos con instituciones de todo el mundo y aprender de ellas a lo que le sumamos nuestro sello personal.

¿Cómo se posiciona Salta en este sentido?
Salta tiene un plus, una serie de cuestiones desde lo arqueológico hasta las guerras de la independencia, es parte de la historia nacional. Estos son grandes aportes para quienes nos visitan que siempre quedan fascinados con los paisajes, la gente y esa cultura fantástica que tenemos. Debemos apuntar a que además de la foto, la gente se lleve un bagaje cultural, que viva la experiencia. Esto es clave para la construcción de la identidad nacional de la que somos parte.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: