?

Edificios y paredes con identidad propia, es la marca registrada de la empresa Grinfil

Con 10 años en el mercado, Gabriel Grinblat y Nicolás Fili junto a un gran equipo, buscan aportar a través de sus obras al cuidado de la estética y el ambiente en el que construyen; lo que se suman servicios personalizados. La atención y el compromiso con su tarea es también valorado por sus clientes.

Image description
Image description
Image description
Image description

La empresa Grinfil Desarrollos tiene 10 años en el mercado, iniciaron sus actividades en diciembre de 2011, en un lote ubicado en Leguizamón 270, lugar en el que hoy tienen sus oficinas.

Todas las tareas que lleva adelante la empresa están a cargo del licenciado Gabriel A. Grinblat y el doctor Nicolás A. Fili, quienes se rodean de un equipo integral de trabajo que incluye arquitectos, ingenieros, contadores, encargados de compras y logística. “También recurrimos a profesionales externos que se ocupan exclusivamente de la dirección de rubros que hacen a la estética de nuestros edificios en altura, tanto en ingresos y espacios comunes, como en la intervención de las medianeras. Queremos que cada edificio tenga su identidad”, destacaron.

En este sentido intervienen paredes con murales y colores, que suman a la belleza del lugar donde se encuentran y logran integrar la obra a la vida diaria de los salteños. Algunos de estos ejemplos se puede observar en sus construcciones ubicadas en Alvear 578, Arenales 249 y Belgrano 1215.

¿Cuál es uno de los diferenciales de Grinfil?

Somos personalistas en todo lo que hacemos y nuestros clientes valoran la especial atención y compromiso. Detrás de ese personalismo, preferimos no depender de terceros, por lo que nos dedicamos de manera integral al desarrollo. Esto implica la administración fiduciaria, construcción, postventa, y finalmente la administración de consorcios. Estamos presentes en todas las etapas del proyecto, desde su creación hasta la entrega de las escrituras.

¿Qué implica este desarrollo integral?

Dentro de la construcción integramos rubros metalúrgicos, carpintería de aluminio, desarrollamos y capacitamos equipos de trabajos, hoy contratistas, que nos acompañan obra tras obra con los estándares de calidad que nos caracterizan.

Sabemos el esfuerzo que conlleva abarcar todas las áreas, pero creemos que es el único camino de garantizar un buen resultado a las personas que confían en nosotros. Gracias a ese esfuerzo hemos entregado 236 unidades funcionales, y llevamos construidos 24.800 metros cuadrados en proyectos propios.

Dentro de la empresa se logró generar también una nueva unidad de negocios con relación a las estructuras…

Sí. Somos los primeros, y únicos en Salta, que incorporamos la construcción de estructuras de hormigón con losas alivianadas, tecnología que incorpora esferas/discos de PVC a los fines de alivianar las estructuras. Ello genera beneficios ambientales por la menor utilización de hierro y hormigón, reduciendo la huella de ozono, como así también facilitando la calidad antisísmica de los edificios.

A raíz de ello, surgió una unidad de negocios Grinfil Estructuras con más de nueve obras ejecutadas para terceros hasta el momento entre edificios y complejos de viviendas.

¿Cómo les impactó la  pandemia por COVID-19?

A las claras dificultó todas las tareas y aumentaron los costos operativos, lo que exigió un mayor esfuerzo para llegar al objetivo. Dentro del contexto entregamos tres edificios en altura y en diciembre vamos a entregar el cuarto. Al principio de la pandemia decidimos como empresa poner todo el esfuerzo en terminar los desarrollos en curso. Hoy creemos que ya todos nos hemos acostumbrado a convivir con esta nueva forma de vida, y por eso cerramos dos nuevos emprendimientos en Avda. Sarmiento al 400 y Juramento al 400.

¿Cómo se vende en este contexto?

Creemos que la clave de la venta, o adhesiones técnicamente, es generar una identidad en los productos que se ofrecen al mercado. Nosotros nos caracterizamos por desarrollar y ejecutar edificios en altura, siempre “priorizando las zonas” y mejorando proyecto a proyecto nuestras terminaciones.

Por otra parte, la claridad en la oferta, hablar de metros cuadrados propios para no confundir al inversor, exponer un formato de venta entendible y lo que conlleva la constitución y adhesión a un fideicomiso.

Por último, nuestro formato de empresa, al desarrollar y construir, se traduce en una economía muy eficiente y competitiva por no acumular rentabilidades, lo que nos permitió, por ejemplo, ajustar el Edificio del Colegio de Magistrados I y II a un plan de 50 cuotas sin anticipo.

¿Cuál es el objetivo que persiguen con CADISAL?

Como socios de la entidad que nos nuclea pretendemos ejercer con responsabilidad esta exigente labor, sumando más clientes satisfechos en cada uno de los emprendimientos de las distintas empresas que integramos la Cámara. Estamos convencidos que el trabajo en conjunto y el compartir experiencias facilitará el trabajo de todas las desarrollistas que hoy apuestan a nuestra Salta.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: