Aunque usted no lo crea: en mayo los precios de los alimentos bajaron un 6% en Salta

Pese al respiro que recibió el castigado bolsillo salteño, el mes pasado se necesitaron 17.376 pesos para cubrir exclusivamente la canasta básica de alimentos.

Image description

La calma y la prudencia que clamaban desde las distintas asociaciones de consumidores a inicios de la pandemia, finalmente y con el paso de los meses se instaló en los mercados. Finalizada la psicosis, y viendo que la posibilidad de desabastecimiento de elementos esenciales no era tal, el consumo se fue moderando, al igual que los precios que alcanzaron su tope en los meses pasados para empezar a estabilizarse.


Así lo detalló, en diálogo con IN Salta, el presidente del ISEPCI Salta, Federico Maigua. La última medición del organismo para el mes de mayo arrojó que para cubrir la canasta básica de alimentos de una familia tipo en Salta fueron necesarios 17.376 pesos, mientras que la canasta básica total (CBT), que incluye alimentos y bebidas, indumentaria y servicios de una familia tipo, fue de 43.440 pesos.

“Lo que hay de novedoso para analizar es que la variación con respecto al mes de abril es del 6% a la baja, lo que  responde a una readecuación de precios con respecto a los meses de  marzo  y abril que acumularon una inflación del 12%”, explicó.

“Lo que sucedió es que en esos dos meses hubo mucha incertidumbre y los formadores de precios aumentaron el precio de los productos. Algunos comerciantes lo hicieron por las dudas para poder estoquearse. Después el consumo cayó abruptamente, en gran parte por la pérdida del poder adquisitivo de los hogares y el comercio bajó los precios para poder recuperar ventas. También  aumentó el número de familias en comedores y que requirieren asistencia del Estado para poder alimentarse”, agregó.  

“Los valores a la fecha nos dan un 20% de inflación anual acumulada, lo que para esta altura del año es un valor muy alto”, evaluó. “Si bien hubo una desaceleración transitoria, esta no va a ser permanente ya que todavía no han sucedido acontecimientos y factores posteriores a la pandemia, como la negociación de paritarias, tras lo cual estimamos que la inflación se volverá a disparar”, advirtió.


Maigua alertó también que poco se avanzó en el reclamo que viene sosteniendo el instituto con respecto al control de precios. “En ese sentido no se hizo nada prácticamente. Si bien hay un control mayor en los negocios minoristas, no se tiene en cuenta que hay varios eslabones que evaluar desde el que produce el producto hasta que llega a la góndola con el precio que tiene que pagar el consumidor. Si bien hay muchos factores que determinan la inflación, la falta en el control de la formación de precios es uno de los principales”, reclamó.  

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: