Avon premió a un proyecto de Salta que lucha contra el cáncer de cuello de útero en el Chaco salteño

Hortensia es la iniciativa que la Fundación Avon premió con $ 250.000 para potenciar su acción social solidaria junto a otras cuatro seleccionadas que además compartirán un programa de capacitaciones.
 

Image description
Image description

En un año en el que continuamos haciendo frente a los efectos sociales de la pandemia por Covid-19, organizaciones sociales de todo el país siguen haciendo frente a múltiples problemáticas de género y de desigualdad de oportunidades. En este contexto, la Fundación Avon sostuvo sus premios que apoyan y visibilizan proyectos de transformación social liderados por mujeres que, con decisión y esfuerzo, trabajan para achicar las brechas de desigualdad de género y mejorar la calidad de vida de sus comunidades.  

Oriundos de las provincias de Buenos Aires, Salta y Chaco
Los cinco proyectos premiados fueron seleccionados entre más de 190 iniciativas de todo el país, y uno de ellos está en Salta. Se trata del Proyecto Hortensia, de prevención de cáncer de cuello uterino en el Impenetrable Salteño, cuyo titular es Marcela Heredia. Ella es educadora, fundadora y presidenta de Fundación SIPAS, cuya misión es generar acciones que contribuyen al bienestar de comunidades originarias y altamente vulnerables, a través programas educativos y de asistencia médica para mejorar su calidad de vida y favorecer el fortalecimiento de las futuras generaciones.  

Hortensia es un proyecto compuesto por un equipo médico y profesionales voluntarios que viajan desde Buenos Aires para brindar atención ginecológica y tratamientos a más de 250 mujeres, de entre 16 a 55 años, sin acceso al sistema de salud que habitan en parajes del departamento de Rivadavia en el Chaco Salteño. Lleva el nombre de una pobladora de estos parajes fallecida por cáncer de cuello uterino, en su homenaje.  
 


“Las mujeres de las comunidades presentes en el Impenetrable Salteño están altamente desatendidas y excluidas del acceso a la salud y es aquí que brindamos acceso a consultas médicas para prevenir y detectar a tiempo el cáncer de cuello de útero”, contó Marcela a IN Salta. Y agregó que “gracias al premio otorgado por Fundación Avon podremos continuar con el crecimiento del proyecto y empujando nuestra misión de brindar acceso a la salud a todas las mujeres”.  

“El trabajo de ayuda inició con la asistencia a una escuela y terminó involucrando a toda la comunidad. Hicimos amistades con muchas mujeres y una por su simpatía, nos llegó más. No tenía diagnóstico, la trajimos a Buenos Aires; estaba enferma y le diagnostican un cáncer terminal de útero. Entonces vimos que muchas mujeres venían falleciendo y nos preguntamos cuántas hortensias más había en la comunidad”, lamentó Marcela.  

“Se trata de comunidades que viven muy alejadas, no tienen acceso a la salud y mucho menos a un especialista. Es así que armamos este proyecto para llevar atención médica y ginecológica a la zona. Las mujeres paren en sus casas desde muy pequeñas desde su primera menstruación ya están aptas y se inician sexualmente. Convencer a estas mujeres no fue fácil, pero el balance es bastante exitoso hasta la fecha”, analizó.  

“Estamos trabajando con el Ministerio de Salud de Salta, lo que nos facilitó muchísimo la cuestión ya que derivamos las pacientes para su cirugía, pero esto ocurre desde hace poco tiempo”, aclaró. 
 


Sobre el premio, comentó que “hace muchos años que nos postulamos y perseveramos en el tema y nos dijimos 'esta es la última vez que nos presentamos' y salimos seleccionados. Es una enorme alegría. Todo nuestro trabajo lo hacemos con mucho esfuerzo y es gratificante saber que tenemos apoyo en esto de estar remándola por estas mujeres invisibilizadas”, señaló.  

Esto les dio aliento para avanzar a un proyecto más grande. “Nuestro sueño es que no haya más cáncer y que no tengamos que hacer este trabajo y que no tengamos que hacer esta actividad, pero mientras esté tenemos que enfrentarlo. Estamos haciendo una apuesta muy grande para el año que viene poder seguir y abarcar el tema de mamas. Es un desafío muy grande, pero es como nos propusimos esta llegada a las comunidades”, concluyó.  

Cabe destacar que cada proyecto ganador recibirá una asignación económica de $ 250.000 y un programa de capacitaciones para las referentes y sus equipos. “Nos llena de orgullo estar, una vez más, otorgando los premios a proyectos que promueven la reducción de la brecha de género y brindan más oportunidades a mujeres y niñas a una vida digna. Porque un mundo mejor para las mujeres, es un mundo mejor para todos”, comentó Ana Inés Álvarez, directora ejecutiva de Fundación AVON.

Las otras ganadoras 
Las otras ganadoras son Florencia Fernández Prato, del Proyecto Liderar (Buenos Aires). Ella es co-creadora de “Cuidá la Bocha”, una iniciativa que lleva el hockey a las cárceles de mujeres de la provincia de Buenos Aires, ofreciendo un espacio de intercambio y aprendizaje para su reinserción social. Así crearon “Las Lobas”, el primer equipo de hockey en contexto de encierro que salió a jugar en un club. En esta línea, la joven creó “Liderar”, que consiste en replicar el programa Cuidá la bocha fuera del contexto de encierro con niñas, niños y adolescentes del Barrio Carlos Gardel, en Morón.  Las entrenadoras serán mujeres que participaron del equipo de hockey “Las Lobas” en la cárcel. Una vez recuperada su libertad, se trabajará para que sean referentes comunitarias, utilizando el deporte como herramienta de transformación social.  

Otra ganadora es Rosalía Pellegrini Holzman, del proyecto “Fortalecimiento de la Red de Promotoras Comunitarias de Género” en el cinturón Frutihortícola de la Provincia de Buenos Aires. Rosalía es una mujer campesina por elección, productora de plantas medicinales y aromáticas y Secretaria de Género de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT).  Su proyecto tiene por objetivo capacitar a 70 mujeres rurales como promotoras de género de la UTT y, así, lograr la implementación del protocolo de actuación frente a las violencias de género y mejorar el acompañamiento a las mujeres productoras rurales víctimas de violencia. La formación consta de 5 talleres donde se trata sobre formas de violencia de género, protocolo y acompañamientos, vínculos, pareja-noviazgo y problematización de las relaciones patriarcales, igualdad de género y feminismo en el campo, sexualidad y derecho a decidir, agroecología, recuperación de saberes y plantas medicinales.

Otra es Victoria Viel Temperley, del proyecto “Vamos a jugar: apoyo escolar y contención para niñas, niños y adolescentes con cáncer”, presente en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y CABA. Victoria fundó “Donde Quiero Estar”, luego de que su hijo Santiago muriera de cáncer con tan sólo 15 años; con la misión de mejorar la calidad de vida de las personas con cáncer y su familia, humanizando el tratamiento oncológico y articulando con todos los actores del sistema de salud.  Su proyecto busca dar apoyo escolar y contención emocional a distancia para niñas, niños y adolescentes hospitalizados con diagnóstico de cáncer. Esto permite alivianar a los padres respecto a la situación escolar y también brindar acceso a un equipo de psicopedagogas en el caso de problemas de desarrollo que precisan un abordaje más especializado. 
 


Finalmente, la última ganadora fue María Norris, del Proyecto “Manos del Monte”, que trabaja en el Impenetrable Chaqueño. Profesora de Historia y oriunda del conurbano bonaerense María decidió, hace 4 años, dar un vuelco en su vida y mudarse a Chaco para trabajar por el desarrollo integral y sustentable de las comunidades rurales del monte chaqueño. De esta forma, comenzó a trabajar en la Asociación Monte Adentro que promueve la subsistencia y el crecimiento de comunidades rurales. Crearon el proyecto “Manos del Monte” con el fin de capacitar a 60 madres y mujeres rurales de comunidades criollas y QOM en oficios de tejido y costura para la producción y comercialización de producto artesanales de diseño, que les permitan generar un ingreso genuino para su hogar y una red de vínculos comunitarios, para mejorar su calidad de vida y no verse forzadas a migrar.  

El Premio Fundación Avon cuenta con el auspicio de Naciones Unidas Argentina por lo que los proyectos postulados están enmarcados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la ONU, en su Agenda 2030.  

Desde 1999, la Fundación AVON trabaja para defender los derechos de las mujeres, promover su salud y cuidar su integridad física, social y emocional, liderando esfuerzos para erradicar el cáncer de mama y poner fin a la violencia de género y reconocer a mujeres que lideran proyectos sociales en el país. Con el “Premio Fundación Avon”, reconoce y apoya proyectos sociales liderados por mujeres que mejoran la calidad de vida de otras mujeres y niñas.  

Para más información se puede ingresar a la web www.fundacionavon.org.ar, al Facebook FundacionAvonArgentina; Instagram @fundacionavonargentina/; o Twitter @FundacionAvon 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: