En plena reactivación, hay escasez de materiales por la inestabilidad del dólar  

Los sectores de la construcción están ávidos por iniciar los proyectos que llegan desde Nación y otros particulares. Pero ahora enfrentan la falta de materiales para construir.  

Image description
Image description

Los sectores de la construcción están ávidos por iniciar los planes de obras que se anunciaron desde Nación para la provincia, con una inversión de 2.500 millones de pesos para 60 municipios. Con esto, más la iniciativa privada y el plan que impulsan de 40 mil viviendas para todo el país, esperan un 2021 venturoso; pero ahora enfrentan escasez de materiales.  


“Hay desabastecimiento de hierro, cemento, cerámicos y plásticos. Creemos que esto se debe en gran parte al sinceramiento del dólar, pero también a una especulación por parte de los corralones. Si recorremos los corralones, hasta los artículos de hogar como bombas y elementos básicos que se necesitan para construir, son faltantes”, reclamó el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción en Salta, Jorge Banchik.  

Con respecto al plan Argentina Hace, aseguró que “todo aquello que beneficie a la provincia nos beneficia a todos. Esto va a generar mano de obra y tenemos que estar contentos. No tenemos que ser mezquinos, la situación es para que todos salgamos adelante”, auguró.  

Sin embargo, aclaró que “Argentina Hace es más bien para municipios y cooperativas. Hay otro plan que se anunció de Aguas y Cloacas que incluye a las pymes. Desde la Cámara Argentina de la Construcción trabajamos en un plan de 40 mil viviendas que nos abarcaría a todos desde el sector público y privado”, observó.  

“Este Plan  de 40 mil viviendas, antes de las elecciones se lo presentamos a los candidatos. Al presidente Fernández le mostramos que va a contribuir a disminuir la gente que quedó desempleada por el tema de la pandemia por la obra pública, porque la obra privada se fue habilitando y la gente se fue reacomodando; pero en lo público muchos quedaron sin nada. Con el Plan de las 40 mil viviendas la idea es reactivar los IPV, que se harían cargo. Las casas se repartirán en función de la coparticipación, con lo cual a Salta le corresponden unas 1.600 viviendas. Esto genera una movilidad muy grande. Directamente se contabiliza un puesto de trabajo por vivienda, más todo lo que es indirecto que suma dos o tres veces más con lo que es servicio colateral”, indicó.  


Con todo esto, las perspectivas para el año que viene son buenas en función de que van a haber obras, pero los precios de las licitaciones actuales son muy bajos y no hay abastecimiento de materiales, lo cual genera mucha incertidumbre en las pymes.  

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: