Mama Terra celebra 19 años marcando el camino en el rubro textil 

Pandemia mediante, crisis, corridas cambiarias, la firma le puso el pecho a todo y hoy goza de reconocimiento nacional.

Image description
Image description

Conocemos a Mama Terra, sus prendas son únicas, pensadas especialmente para los adolescentes que no encuentran muchas opciones para vestirse de acuerdo a su edad, con prendas que los representen y se adapten a sus cuerpos. También sabemos de la calidad de sus uniformes, que son requeridos en todo el país. 

La apuesta de Mercedes Cornejo Costas y Daniel Martínez Bejar cumple 19 años de crecimiento  y de apuesta constante a un país en el que las cosas no son fáciles para los emprendedores, por eso  las razones para celebrarlo sobran. Y es que esta apuesta fuerte encontró respuesta en la gente que aprecia la buena industria nacional y salteña. 

“La clave es seguir trabajando, siempre,  confiar en lo que uno hace y saber que estás ofreciendo un muy buen producto. La gente responde cuando le brindas calidad”, señaló Mercedes

Emocionada, recordó sus inicios cuando la firma ofrecía ropa a futuras mamás, luego a bebés, a niños y adolescentes.  

“Todo empezó con una experiencia personal, todo el emprendimiento fue acompañando nuestra historia y el crecimiento de nuestros hijos. Sabemos vestir adolescentes porque los tuvimos en casa. Era difícil encontrar talles para ellos. Ya sea por flaco o gordito, por altos, por petisos, entre los 9 y los 13 años nuestros chicos no encuentran qué ponerse y sentirse cómodos”, explicó. Por aquellos años las opciones eran más reducidas. 

“He vestido a muchos niños que hoy ya son adultos y me buscan para vestir a sus hijos”, agregó. 

Luego llegó el turno de los uniformes escolares. “Tenés que tener en cuenta que es una prenda que el chico va a usar a diario. Entonces tiene que durar, tiene que ser de buena calidad y además de buena confección. Nosotros lo hemos entendido así y por eso concentramos todos nuestros esfuerzos en la casa central de Santiago del Estero 378 y el Boulevard Alto La Loma (Grand Bourg). No cubríamos la demanda y por eso acudimos a fábricas y talleres que tercerizan el servicio”, señaló. 

El camino está trazado y creen que la firma tiene muchos años más por delante. De emprendimiento a empresa, ellos llegaron apostando siempre a la calidad y empatizando con un nicho hasta el momento desatendido.  

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: