Con apoyo de la Unión Industrial de Salta, Centros de Primera Infancia tendrán cocinas ecológicas

A través de un convenio con el Ministerio de la Primera Infancia y la fundación Solar Inti, se entregaron seis cocinas que se incorporan como equipamiento en los CPI de Rivadavia.

Image description
Image description

Tres instituciones y organismos se pusieron de acuerdo para ayudar a los Centros de Primera Infancia (CPI) de Rivadavia. Se trata de la Unión Industrial de Salta, el Ministerio de la Primera Infancia y la fundación Solar INTI, quienes donaron seis cocinas ecológicas para que sean incorporadas al equipamiento comunitario de otras tantas comunidades. Por su practicidad para el traslado y su aprovechamiento amigable con el ambiente, esos equipos permitirán la cocción de alimentos ahorrando leña y protegiendo a niños, niñas y madres porque el humo que emana no contamina. 

En esta oportunidad, las madres, niños, niñas y familias beneficiadas integran los Centros de Primera Infancia de las comunidades de Misión Wichí, San Felipe, Diego Lucero, Esperanza, Destierro, Santa Rosa, La Unión y el Cocal de Rivadavia Banda Sur.

La iniciativa se concretó mediante un operativo de instalación y capacitación para el uso cuidadoso y el aprovechamiento al máximo de las cocinas. Los equipos técnicos de Solar Inti y la Unión Industrial, junto a los Acompañantes Educativos de los Centros de Primera Infancia de la zona activaron el uso de las seis cocinas ecológicas en total. Estas jornadas de información y acompañamiento se concretaron el 8 y 9 de agosto en las ocho comunidades.

Allí las madres reconocieron las partes de este dispositivo, incorporaron las recomendaciones de ajustes y cuidados para el mantenimiento permanente y elaboraron recetas de almuerzo y merienda. Durante esta instancia, Pierre Yves Herrouet, presidente de Solar Inti, destacó que “las cocinas son una solución para elaborar comidas evitando la depredación del medio ambiente, manteniendo la cultura y preservando la salud de las familias”.

Por su parte, Ezequiel Salazar, acompañante educativo de Rivadavia Banda Sur, agregó que “es mucha la diferencia entre cocinar en el fuego donde usás mucha leña, difícil de cortar y trasladar. En cambio, tener esta cocina nos facilita mucho porque con muy poquita leña hacemos calentar una olla para preparar postres y comidas.”

Alejandra Peñaloza, integrante de comisión de la Unión Industrial de Salta como representante de la empresa EDESA, remarcó que “es fundamental trabajar con los Centros de Primera Infancia porque es un lugar que tiene como objetivo promover el desarrollo integral de chicos entre cero a cinco años, que es la edad fundamental del desarrollo de la persona”.

A través de la acción conjunta entre los organismos participantes, suman 25 Centros de Primera Infancia rurales beneficiados con esta tecnología que optimiza el uso de los recursos naturales para la cocción de alimentos de manera comunitaria, económica y ecológica. Son más de 750 las familias que forman parte de los CPI y acceden al aprovechamiento diario de este equipamiento.

Las cocinas tienen un peso de 7 kilos, por su construcción óptima permiten hervir 1 litro de agua en 10 minutos con tan sólo 150 gramos de leña.  

Esta es una iniciativa ya recorrió las poblaciones de Rivadavia Banda Norte, Rivadavia Banda Sur y Santa Victoria Este implementando un convenio de acción que involucra activamente a todos los actores de la comunidad: el Estado, las organizaciones de bien común y los habitantes de la zona en la conformación de esquemas de trabajo articulado que unifiquen criterios y esfuerzos detrás de un mismo objetivo: detener el fenómeno de infantilización de la pobreza.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: