Entre Cafayate y Galicia una idea se transformó en emprendimiento: Dm Sandwich impone un estilo en bocadillos argentinos

Martín Rivero a punto de cumplir sus 40 años, y con un gran recorrido como ejecutivo de empresas privadas y públicas, hace unos días decidió poner punto final a su última relación de dependencia, para encarar a paso firme y con toda su energía su propia empresa.

Image description
Image description
Image description
Image description

Si bien Dm Sándwich ya tiene un año y medio en el mercado local, siempre se ocupó part time de su sueño, combinándolo con el trabajo que le daba un sueldo a fin de mes. Finalmente, dio el salto al vacío que solo los emprendedores, siempre dispuetos al riesgo, son capaces de dar. Hoy es -solo- el dueño de Dm Sándwich, una empresa que ofrece sándwiches de miga a demanda de los consumidores, con sabores y texturas muy innovadores. 

Dm Sándwich surge una tarde, mientras Rivero tomaba un café en La Viña, parada obligada de sus viajes desde Cafayate a la Capital. Allí una heladera repleta de sándwiches le llamó la atención. Le preguntó al empleado y le confirmó lo que sospechaba: esa heladera completa se vendía en un día.

“Cuando salí de ahí, mi cabeza no paró de pensar que había una oportunidad ahí. Pasadas un par de semanas, pude juntar esa anécdota con la experiencia que tuve en un viaje de formación en hotelería en Galicia (España), en el que pude ver más de cerca, sin saber que me especializaría en esto, el avance del mundo de los bocadillos. Esto fue disparador para que a partir de esa noche comience a transitar mi sueño de industrializar los sándwiches fríos en Salta“, recuerda Martín.

En los inicios, la idea era solo vender sándwiches fríos por internet, de hecho trabajaron mucho tiempo sin atención al público, pero no alcanzó, dice Rivero. “Nuestros clientes querían conocernos, saber dónde hacíamos nuestros productos y sobre todo ver cómo los hacíamos. Esto concluyó en un punto de venta en Lavalle 182 y nuestros principales clientes más allá de las personas que nos visitan, son las empresas, organismos gubernamentales y eventos“, explica.

Hoy la empresa la lleva adelante un equipo de tres personas aunque es la demanda la que marca los niveles de producción, y a veces se necesita sumar más trabajadores eventuales, como el caso de Tecnópolis en 2016. “En esa oportunidad fuimos seleccionados como proveedor exclusivo de sándwiches fríos. Fueron 18 días corridos que pusieron a prueba nuestra capacidad de trabajo, sumamos muchos colaboradores eventuales porque se hizo necesario operar en 3 turnos para poder llegar con sándwiches frescos y de calidad“, cuenta Rivero y agrega que “esta experiencia, sin dudas, nos posibilitó entender mejor el negocio y poder ofrecer en el mercado venta minoristas y mayorista“.

En Dm Sándwich los sabores desbordan, irrumpen en la mesa de trabajo y se hacen sándwiches. Entre los clásicos se destacan el de jamón crudo, rúcula y parmesano; el de palmitos, golf, queso dambo y jamón cocido; el de atún, queso crema, y aceitunas negras; y el de choclo y queso que se venden como humita. Palmito, crudo y palta es una de las combinaciones que se están testeando y para paladares más exquisitos ya se trabaja sobre una opción de salmón ahumado, ciboulette y queso crema; y otra de lomito ahumado, tomates cherry y queso parmesano.

Dm Sándwich insiste en llegar al consumidor de manera directa, con herramientas que la tecnología pone en las manos de los emprendedores. “Llegar a nuestros clientes a través de las redes, por ejemplo, hace que la percepción de lo que ofrecemos tenga niveles altos de satisfacción, aunque esto es solo una parte; después trabajamos fuerte la cadena de valor desde que seleccionamos a nuestros proveedores hasta cómo llegamos hasta la puerta de nuestros clientes. Disfruto salir a hacer los repartos para valorizar si lo que estamos haciendo está bien hecho. Constantemente, estamos hablando de calidad y frescura, dos palabras que son nuestra mayor fortaleza. Para sostener estas cualidades, nuestros productos son elaborados en el acto, en función a la fila de producción que vamos recibiendo a través de los pedidos. No trabajamos con elaboración por lotes de variedades, así nuestros clientes tienen garantizado un sándwich fresco, de calidad y delicioso“, explica el joven emprendedor.  

El año pasado, Dm Sándwich fue seleccionada para participar del programa APPES (Asistencia Profesional para Empresas Salteñas) que lleva adelante la Secretaría de Comercio, MiPyMEs y Desarrollo Local. “Un equipo de profesionales y estudiantes nos observó y nos ayudó a mirar más allá. Hoy trabajamos sobre un plan de mejoras a cinco años con un negocio funcionando, en ellos sumamos infraestructura, tecnología a los procesos de producción, gestión y comercialización. Trabajamos con eso y mirando siempre nuestro gran objetivo: hacer una industria del sándwich frío. Para eso estamos trabajando con líneas de financiamiento“, adelantó Martín Rivero.

Vínculo con la comunidad

Desde su nacimiento, Dm Sándwich trabajó con algunos merenderos y participó en silencio en eventos solidarios, “hoy queremos ir mas allá y hacerlo de una forma más organizada“, cuenta Rivero y explica que tienen planificada una agenda de acciones para 2017 con la que “no solo vamos a asistir a eventualidades con nuestros sándwiches ayudando, si no también sumar a la sustentabilidad en los procesos de producción. Hoy pensamos en que podemos darle la caña de pescar a una persona, esa caña de pescar es la formación. Vamos a trabajar a partir del segundo semestre con cursos cortos de sándwiches fríos para que las personas que asistan puedan hacerse de una herramienta para dar batalla en la calle, esos cursos van a ser teórico-prácticos, con elaboración. Y serán también una posibilidad para incrementar nuestro staff. Para que esto sea una industria, se necesita profesionalismo y ello solo llega con la capacitación, acompañada de la experiencia por supuesto“.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: