Minería: operaciones al mínimo y protocolos específicos de prevención en la Puna salteña

Desde la Cámara de Minería aseguran que todos los protocolos de prevención están activos para garantizar la seguridad de los trabajadores ante la pandemia del coronavirus.

Image description

Las empresas mineras de Salta expresaron a través de un extenso comunicado que se encuentran, en materia de prevención contra el coronavirus, “a la misma altura y exigencia que las demás actividades de nuestra Provincia”. En diálogo con IN Salta, Alejandra Cardona, de la consultora MINT- Mining Intelligence, garantizó que “cada empresa aplicó protocolos de prevención recomendados e incluso los aplicaban desde antes de declarar la pandemia, porque el sector minero es uno de los que más reglas y controles tiene”.


Consultada respecto a un freno de las actividades dada la cuarentena decretada, Cardona anticipó que “las tareas se adaptarán a las medidas de que dicte el Gobierno. Estos cambios se están viviendo al igual que en todos los sectores y son de aplicación de minuto a minuto”.

Y agregó que “algunos proyectos mineros, según el grado de desarrollo, se pueden desmovilizar en uno o dos días, pero otros no. A aquellos que puedan realizar trabajos desde casa les hemos pedido que lo hagan y mientras tomamos todas las medidas para proteger a los más vulnerables quienes ya están en cuarentena obligatoria. Pero, frenar totalmente la producción es peligroso e irresponsable, no se puede abandonar un proyecto de esta índole porque incluso sería riesgoso retomar la marcha de la producción”, alertó.

Protocolos

Las empresas mineras llevan semanas aplicando protocolos específicos de prevención ante esta amenaza, incluso desde antes de las declaraciones de Emergencia Sanitaria de las Autoridades, mediante las cuales han sido implantadas medidas más drásticas con el avance del coronavirus. Aseguran que también cumplen las recientes Ordenanzas Municipales de prevención dictadas por las localidades en las que operan (Tolar Grande, San Antonio de los Cobres y Campo Quijano).

Por ejemplo, se ha dado licencia a las personas de perfil de riesgo, tal como exige el DNU 260/2020; y se redujo la intensidad operativa a los mínimos necesarios para cumplir con el pedido del Gobierno de la Nación de implantar medidas preventivas, pero que al mismo tiempo no afecten en la medida de lo posible a las operaciones.

Se implantaron protocolos de detección de síntomas, principalmente temperatura corporal, todos los días y a todas las personas que trabajan en campamentos y oficinas, antes de que se incorporen a su puesto. Si se detectara un síntoma, la persona será derivada al servicio médico inmediatamente, y de allí, de ser el caso, al servicio médico en Salta. Para los empleados tienen contratada la cobertura médica más completa de la que se dispone en Salta; y los campamentos cuentan con servicio de enfermería propio y médico de empresa.

Por otra parte se aplica la modalidad de teletrabajo para aquellas personas cuya actividad puede desempeñarse así temporalmente, durante los periodos de emergencia sanitaria; y se dictan capacitaciones, información y medios para que los empleados conozcan la rutina de higiene personal, y la forma de evitar contagios conforme a los instructivos que el Gobierno Nacional y la OMS han elaborado.

Por otra parte acordaron con los Municipios en los que operan, que los vehículos no hagan parada en los núcleos poblados, y el ascenso/descenso de trabajadores que habitan esa población, se haga en una zona aparte. Ante la limitada capacidad de los servicios médicos locales, se pidió que los empleados sean derivados por medios propios (disponen de ambulancias y vehículos medicalizados) a la ciudad de Salta.

Los trabajadores cuentan actualmente con buena cobertura de telecomunicaciones en la Puna, con lo que están en contacto con sus familias y con la Dirección de la empresa para aclarar cualquier duda.

Los empleados mineros que habían viajado a zonas de riesgo, antes de la Declaración de Emergencia Sanitaria, ya estaban manteniendo su propia cuarentena antes de que el Gobierno decretase la obligatoriedad de esta; y por supuesto, se sigue cumpliendo cuarentena actualmente.

No se hacen reuniones presenciales, sino que son virtuales, y en caso de necesitarse reunión presencial, se limitan los participantes a un número muy reducido, que deben dejar espacio suficiente entre ellos.


Hay además contacto directo con las distintas autoridades para brindarles apoyo con las medidas preventivas, para que consideren también otras fuentes de riesgo -no solo el personal minero- que también deben controlar.

Todas estas medidas y otras están incluidas en los Protocolos de Prevención que son conocidos por la Autoridad Minera, y han sido entregados por escrito los Municipios en los que trabajan.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: