Rebeca Loutaif: “Hay muchas barreras internas y externas por derribar, pero hemos hecho grandes avances gracias a las mujeres que nos precedieron” 

Es presidenta del Centro de Obrajeros del Norte, además de gerente de Administración y Finanzas en Fabril Maderera. Una selección de medios de comunicación y empresas nacionales la eligió como una de las mujeres más fuertes del país. Claramente una mujer que decide. 

Image description

En un “mundo de hombres”, ella triunfa y se para fuerte, como un roble. Rebeca Loutaif es tercera generación y gerente de Administración y Finanzas en Fabril Maderera S.A. Estudió Administración de Empresas en Buenos Aires y luego trabajó en París por dos años. 

Al terminar su contrato decidió volver a Orán y formalizar su ingreso al negocio familiar. Hoy es la presidenta del Centro de Obrajeros, donde, asegura, nunca se sintió discriminada por ser mujer.  

- Se la ha reconocido como una de las mujeres más fuertes del país. ¿Cómo recibió este anuncio y qué lectura hace del mismo para el resto de las mujeres empresarias? 

- Todo reconocimiento nos alienta mucho y es el resultado del trabajo de todos, aunque yo sea la cabeza, pero hay mucha gente, muchas empresas que nos acompañan en la gestión. Yo soy la cara visible de todo esto, pero es bueno que se resalte el trabajo de muchas mujeres del interior que antes no estábamos visibilizadas. 

Se está empezando a visibilizar nuestra tarea y es necesario que más se sumen al movimiento. Nos tocó una época privilegiada, gracias a la lucha de otras mujeres hoy podemos tener más libertades. 

- ¿Cómo es para una mujer estar al frente de una organización como el Centro de Obrajeros del Norte? 

- Creo que tradicionalmente este fue considerado un rubro de hombres. Pensemos que antes no teníamos la tecnología con la que contamos ahora y se necesitaba mucha fuerza para la actividad. Ahora tenemos ayuda de la tecnología y nos podemos sumar, así vamos ocupando espacios en los que podemos desempeñarnos de igual a igual.  

Yo la vivo esta etapa muy feliz, siento que desde el principio, cuando ingresé hace siete años, no hicieron diferencias. Eran todos hombres pero yo no sentí diferencia, por el contrario tuve el apoyo de todos los socios hasta llegar a ser presidenta.  

- ¿Qué falta para alcanzar la igualdad, un panorama de real equidad entre el hombre y la mujer? 

- Las mujeres tenemos la desventaja de “no nos la creemos”. Si a una mujer le piden ocupar un lugar es siempre más cautelosa a la hora de asumir una responsabilidad, en cambio del varón se espera que sea más lanzado. Es un escenario que vemos seguido en la UIA Joven, las mujeres se muestran más tímidas. 

Falta muchísimo porque hay muchas más mujeres egresadas de universidades que hombres y sin embargo solo el 30 % de puestos gerenciales son ocupados por mujeres. Entonces hay muchas barreras internas y externas por derribar, pero hemos hecho mucho avance gracias a quienes nos precedieron. 

- ¿Cómo se ve en 2022 a una mujer que decide? 

- Lo bueno que tiene esta época es justamente el poder decidir. Podés tener muchos hijos y ser ama de casa, podés trabajar y ser una mujer que no tiene hijos, podés tener hijos y trabajar, ser empresaria sabiendo que hay una red destinada a contenerte y que va a hacer todo para que estés bien con lo que decidas hacer con tu vida. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: